15/2/2010

Picarones de San Bartolo

No conocía la playa San Bartolo (Lima) hasta ayer domingo que salió el sol, así que fui. Y me encantó.


Si no me cree, mire la fotografía. Tiene un bello atardecer. Pero vayamos horas antes. Llegué como el medio día y sus aguas tan tranquilas, limpias y sin arena me fascinaron. Tanto así que inclusive bañarse ahí hasta relaja al cien por ciento.

El único inconveniente son las piedritas negritas ya que no hay arena y se torna difícil de caminar. Y no me olvido, la basura que deja la gente en la playa, que es poca, pero creo que si va hay que demostrar un poco de educación con nuestra playa.


Como llegué un poco tarde, el boulevard estaba lleno, todos almorzaban. Hay menú marino desde ocho soles hasta platos a la carta de veinticinco. Lo que me gustó del restaurante (Oasis) fue la rapidez. Los platos llegaron en diez minutos. Vinieron ceviche mixto y arroz con langostinos (ver fotos inferiores)


Pero lo que más me acuerdo y se quedará en mi mente cada vez que quiera un poco de azúcar son los picarones de San Bartolo. Sólo hay una señora que vende en el boulevard de comidas (calle principal) a precio módico (S/. 2.5), vienen seis unidades, los preparan al instante y son crocantísimos y de sabor a miel de chancaca. Me gustaron tanto que sin darme cuenta tomé varias fotografías de lo mismo.


El primer punto a resaltar era que el aceite era del día. Lo cual influye en su cocción y su sabor. Por eso el color anaranjadito de los picarones y no quemados.


Aquí va otra fotografía como para hacerlo provocar, provocarme, recordar y darle otra razón para que vaya a San Bartolo.


Y viene el plato espectacular de picarones. Me quedé encantada. Miren su miel.


Y aquí los platos del almuerzo antes de irme a bañar a la playa. Satisfecha pero más por mis picarones.

0 comentarios: