26 de mar. de 2007

Entre Shawerma y falafel, comida árabe

No podía evitar sonreír el medio día de ayer. Veía a señores árabes saludarse con tres besos en la mejilla. Uno, dos, tres. Solté una sonrisa más. Alzando las manos ellos, hablando en árabe, yo entendiendo ni papas, a lo cual asumí que estaban emocionados por reunirse con sus amigos.


Es su costumbre, me dijo una amiga que vivió en Argelia y quien me llevó a conocer este nuevo mundo de comidas desconocidas aún. Estaba en un restaurante árabe en Miraflores-Lima, con la carta en la mano, sin saber qué escoger, muriendo de hambre; leyendo nombres como shawerma, falafel, fattoush, argilah y muchos más. Y yo seguiendo sin entender.

Después de mirar, leer, releer, voltear la carta, decidí conocer el shawerma y el falafel. La comida árabe -me explicó mi acompañante- es deliciosa, exótica, emplea yugurt para sus salsas, condimentos como azafrán, ajo, páprika, carnes como cordero, verduras como berenjena, etc.


Dicho y hecho. Primero me sirvieron una canasta de pan (los tan conocidos panes árabes) y una ensalada de verduras (berenjena, col, zanahoria, etc.) Al mismo que debía agregar una salsa de yogur.


Pronto vino el Shawerma, un plato de arroz amarillo con sabor particular, cordero con champiñones y una crema de garbanzos con puntos de páprika. Alusinante.

Llegó el falafel. Eran croquetas de garbanzo de color oscuro, que se acompaña con salsa de yogur.

Con la mesa llena, probando de todo, me dije, es una buena tarde. Pues descubrí nuevos sabores con la sensación de haber comido por primera vez comida árabe.

16 de mar. de 2007

Vaina de algarrobo más grande mide 42 centímetros

En Piura sentada bajo la sombra de un algarrobo, escapando de ese calor tan típico y sofocante del lugar, veía revolotear a esos chilalos -aves del lugar- que buscaban su nido preocupados en alimentar a sus crías. Entre mis manos tenía el fruto de ese árbol añejo, una vaina larga de color amarillo intenso y en la otra me aferraba a mi digital.

Buenas tardes ingeniera, me dijo un campesino de camisa blanca, con sombrero de ala ancha que montaba bicicleta. Sonreí, pues los lugareños confunden a mujeres con cámara fotográfica con profesionales de esa especialidad.

Volví a mirar a mi alrededor, estoy en una hacienda del bajo Piura y la zona esta llena de plantaciones de mangos y claro de algarrobos. Hace poco volvieron las lluvias y eso ha colmado de esperanza a los agricultores que pelean a diario contra la sequía.

Cuántos algarrobos hay en en el norte peruano, millones pensé. De su fruto se obtiene harina, se prepara el cóctel tan conocido: la algarrobina, jugos, galletas, caramelos, pasteles y otros derivados todos ricos en sacarosa, glucosa, fructosa y fibra. Tiene vitaminas A, B1, B2, D, hierro, calcio, fósforo, magnesio, potasio y tanino.

Tal es la importancia del algarrobo y su fruto que hace dos días en Piura se realizó el Festival del Algarrobo, se hizo un singular concurso: buscar el fruto de este árbol más grande.

Usualmente la algarroba mide entre 13 a 20 centímetros. Y encontrar una vaina que sobrepase el tamaño en ese mar inmenso de algarrobos era como imposible. Pero no para el profesor César Castro Silupú, quien llevó sin dudar una vaina de 42.6 centímetros, asegurando además que en sus plantaciones de Tambogrande tiene 10 plantas de algarrobo que producen vainas de gran tamaño. Incluso afirma tener una guardada de 55 centímetros.

Hora de almorzar; pero antes decido tomarme un cóctel. Sí de algarrobina.

Vía: Diario El Tiempo de Piura.
Foto: El Tiempo

12 de mar. de 2007

Verás tomates y limones en Nintendo

Quién no ha jugado a ser Mario Bross desde pequeño, saltado honguitos y peleado contra el dragón horas sobre horas. Bueno, ahora que los tiempos han cambiado, se tendrá la oportunidad de tener como armas cuchillos, mágica sazón y como premios tenedores y cucharas para comer virtualmente lo que usted preparó en cooking mama, un nuevo juego de nintendo que promete.

Ahora con Cooking Mama, un nuevo juego de Nintendo usted podrá crear recetas paso a paso. Y lo genial es que es un juego educativo, familiar, para todos.

Primero hay que combinar ingredientes, cortarlos, sazonar y dar una buena presentación. El juego tiene más de mil recetas clasificadas por varios países, entre ellos España, Italia, México, Francia, Ruisa, Japón, Inglaterra, China, Alemania.

Además se puede desafiar a otro competidor a fin de descubir quien es el mejor cocinero en el menor tiempo posible creando desde helados de crema, perritos calientes, sopas francesas, paellas y un largo etcétera.

Cooking mama es un juego desarrollado por un estudio japonés Office create y esperemos que pronto llegue al mercado peruano o se pueda comprar por internet. Les dejo con un video que encontré en youtube.
Vía Noticiasdot.